Cap 99: Cuerpo y mente

Portada

Caminamos nuevamente hacia la carroza, puedo ver un gran ajetreo entre todos los esclavos mientras preparan algunos escasos objetos, comen tan rápido como es posible y tratan de organizarse en grupos familiares o compañeros.

  • ¿Porque no alejamos? (Mark)
  • Esa bruja demoniaca cree que eres un ser poderoso, que siga creyendo eso, de esa manera no intentara tocarte. (Lady Sour)

 

Al llegar a la carroza nos desviamos un poco hacia el bosque, al parecer Lady Sour busca un lugar donde nadie pueda escucharnos, puede que mi explosión mágica sea una pésima habilidad, una vez tras un par de árboles decide hablar.

 

  • Eso que hiciste en la ciudad solo romperá tu cuerpo con el tiempo. (Lady Sour)
  • ¿Romper mi cuerpo? (Mark)
  • ¿Acaso crees que una habilidad que aumente tu poder de esa manera no traerá consecuencias? (Lady Sour)
  • Ahora que lo dice, después de usarlo siempre me impacta un gran dolor, pero en esta ocasión….(Mark)
  • En esta ocasión estuve allí para salvarte, utilice un poderoso hechizo para restaurar tu cuerpo… no lo entiendes, tus huesos se rompieron, tus músculos se desgarraron, tu circuito mágico estallo y tu centro mágico era un desastre.(Lady Sour)

 

El silencio domina nuestros alrededores, mis ojos se abren por la sorpresa mientras Lady Sour me observa atentamente, tales palabras han impactado fuertemente en mi mente, al buscar en mis memorias no logro encontrar tal daño después de usar mi poder, en cada ocasión fui atacado por un potente dolor tras utilizar la habilidad, aunque mi tiempo de sufrimiento variaba por la cantidad de cilindros de mana que usara, nunca llego al extremo de lastimarte de esas manera.

 

  • En otras ocasiones solo sentí dolor, nunca sucedieron tales cosas. (Mark)
  • Tal como pensé, no es la primera vez… analice tu cuerpo y descubrí que has desarrollado cierta resistencia, pero esa extraña habilidad en la ciudad rompió los limites. (Lady Sour)
  • En aquella ocasión absorbí el mana de 6 cilindros, fue la primera vez que use tantos. (Mark)

 

Lady Sour me observa atentamente, su mano derecha es bañada en luz e ilumina todo nuestro alrededor, suavemente toca mi frente mientras cierra sus ojos, mi cuerpo obtiene una suave sensación de ligereza, pasados un par de segundo separa su mano de mí.

 

  • Podrás seguir usando uno o dos por máximo, el dolor desaparecerá gracias al hechizo que use en ti, pero conozco un ser capaz de buscar una mejor solución. (Lady Sour)
  • ¿Seguiré usando mi explosión mágica? (Mark)
  • Si… por el momento, si llegas a usar más de dos cilindros tu cuerpo se romperá, la muerte es el mejor de los resultados. (Lady Sour)
  • Entendido. (Mark)
  • Buscare ayuda de aquel ser, de esta manera podré cobrarle un favor, pero… ¿Dónde lo encontrare? (Lady Sour)

 

Lady Sour sujeta su mentón con su mano derecha mientras se pierde en sus pensamientos, aunque mi corazón me dicta que debo confiar en ella mi mente divaga pensando en las razones que la llevan por este camino.

 

  • ¿Por qué? (Mark)
  • ¿Eh? (Lady Sour)
  • ¿Porque me ayudas tanto? (Mark)
  • Ya te lo mencione anteriormente, mi destino ha guiado mi curiosidad ante ti, quiero ver los resultados de tus planes, además, nuestros camino se unen aquí. (Lady Sour)
  • ¿Nuestros caminos? (Mark)
  • Me dirijo hacia las tierras malditas mientras huyo de aquellos despreciables Héroes y cumplo mi objetivo, así que enorgullécete de recibir a esta hermosa mujer en tu grupo de viaje. (Lady Sour)
  • Por alguna razón siento que existe otra razón. (Mark)

 

Lady sour suelta una pequeña sonrisa pícara y regresamos hacia el campamento, puedo ver que desea utilizar nuestro grupo como camuflaje y su defensa personal, por otro lado, si aquel ser del que hablaba lograra suplicar las cantidad de cilindros para absorber mana, sería una gran ayuda para mí.

 

Mientras caminaba perdido en mis pensamientos un trio muy peculiar y conocido salta frente a mí, los reconocí cuando Lady Sour nos salvó del dragón y cuando fui por ella. Loi, Stan y Elena, aquellos aventureros que encontramos en apuros antes de llegar a la ciudad de Alearte, al parecer ahora escoltan a Lady Sour. Se acercan a mí con grandes sonrisas y ojos destellantes de admiración.

 

  • ¡Señor Mark, Es un placer ver que se encuentra en perfecto estado! (Loi)
  • ¡Fue sorprendente lo que hizo en la ciudad! (Stan)
  • ¡Enséñenos como hacerlo, por favor! (Elena)
  • No es algo que pueda enseñar, lo siento… por otro lado, ¿Cómo les va como aventureros? (Mark)
  • Es una lástima, enserio quería ser así de fuerte. (Stan)
  • ¡Cállate! ¿no ves que es irrespetuoso?… Nos va muy bien, compramos mejores equipos con el dinero que nos obsequió. (Elena)
  • Si, fue lo mejor, ¿No tiene más dinero que le sobre? (Loi)
  • ¡Cállate! ¿Acaso quieres un golpe? (Elena)
  • Otra pregunta ¿Porque acompañan a Lady Sour? (Mark)
  • Para nosotros es un gran honor proteger a la Santa, aun si el mundo no lo ve así.(Elena)
  • ¡Cierto! (Loi)
  • ¡Lucharemos contra el mundo si es necesario! (Stan)
  • Y-ya veo… (Mark)

 

Estos jóvenes aventureros se ven muy emocionados, puedo notar que no han cambiado desde el primer momento en que nos vimos, aun así me sorprende nuestros encuentro, al parecer venían pisándonos los talones sin darnos cuenta, incluso han abandonado el reino en el cual los salvamos.

 

  • Señor Mark, debemos hablar con Lady Sour, por lo cual nos retiraremos. (Elena)
  • Adelante. (Mark)

 

Mientras se alejan observo el cielo y los recuerdos vienen a mi mente, es increíble que en tan poco tiempo hayan sucedido tantas cosas. Me sorprendo que en tan solo un par de meses haya hecho tantas cosas que en mi pasado solo serían una ilusión o un sueño.

 

Desde mi llegada el dinero nunca me ha sobrado pero tampoco me ha hecho falta, las aventuras llegan repentinamente e igualmente los momentos de calma, las caras aparecen y desaparecen una tras otra, el pasado me persigue como un cazador a su presa y al mismo tiempo me deja huir, el futuro se me ha arrebatado un par de veces pero regresa rápidamente como si nunca se hubiera ido.

 

Mientras mi mente divaga recuerdo una pequeña niña mientras hablaba sobre… ¡YUN!

 

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

 

Encontrarla no fue realmente difícil, fui cortésmente y pregunte a los esclavos sobre una chica Oni, inmediatamente me deban instrucciones muy detalladas sobre su ubicación mientras temblaban de miedo por mi presencia, al parecer he dejado una fuerte impresión en ellos a tal punto que tiemblan cuando les dirijo la palabra.

 

Uno a uno fue señalando una carroza extrañamente nueva, después de investigar un poco descubrí que fue un tributo de algún esclavo, al parecer su amo murió calcinado por el dragón negro, entre todo el desorden lo trajo como tributo, su interior estaba completamente lleno de suministros, eso explicaría porque tenemos tanta comida.

 

Mientras me acerco a la carroza puedo ver menos esclavos y algunas ramas extrañas posicionadas en lugares extraños, a cada paso puedo ver algunas marcas hechas con armas filosas… Espero que aquella espada tan costosa no se encuentre partida en dos.

 

Al llegar a la carroza descubrí que en algún momento fue vaciada y ahora está siendo ocupada por alguna persona que trata de ocultarse, es fácil darse cuenta cuando al acercarte a tres metros escuchas un gruñido que hiela tu sangre, definitivamente debe ser como un dragón cuidando su hogar.

 

  • ¿Yun? (Mark)

 

El gruñido de una bestia llena el silencio que dominaba mis alrededores, los pocos esclavos que se mantenían cerca huyen despavoridos… ¡Cobardes!

 

  • ¿Estás bien? (Mark)

 

Un silencio sepulcral se arrastra por los alrededores de la carroza sin mostrar señales de vida, mi corazón comienza a latir fuertemente, mis recuerdos de la batalla en la ciudad llegan como un relámpago y mi imaginación comienza a volar hacia las peores situaciones, mis piernas caminan hacia la carroza a gran velocidad.

 

  • ¡No te acerques! ¡Estoy bien! (Yun)

 

MI corazón da un vuelco al escuchar tales palabras, un suspiro de alivio relaja mis músculos, pero aquel momentáneo placer se esfuma inmediatamente, ¿Por qué no desea que entre? Mi mente vuela nuevamente hacia una Yun lisiada o mal herida por alguna bestia del bosque.

 

  • ¡¡¡Entrare!!! (Mark)
  • ¡¿Qué?! ¡No! (Yun)

 

Sin pensarlo tan solo un segundo entro a la carroza tan rápido como me permite mi cuerpo, al entra la veo allí sentada mientras sostiene sus rodillas, no veo ninguna herida o problema, pero aun así no es suficiente para mí y me acerco para verla con más detalle, inspecciono su cuerpo con detalle buscando cualquier herida.

 

  • ¡Pervertido! (Yun)
  • Solo veo si está herida, me preocupe mucho cuando no te vi junto a los demás. (Mark)

 

Su rostro se sonroja pero se mantiene en silencio mientras termino la inspección, le pido mover varias partes de su cuerpo como sus brazos y piernas, ella puede moverse con facilidad y obedece cada una de mis peticiones sin la mínima oposición. Terminada la inspección me siento a su lado mientras un suspiro de alivio brota de mi cuerpo, tantas cosas en tan solo un día.

 

  • ¿Porque estas tan apartada? Los demás están preocupados, Sara estaba realmente preocupada por ti. (Mark)
  • Ellos no han hecho nada, solo es que yo… yo…(Yun)
  • Tranquila, te escucho. (Mark)
  • Es que, ya no podremos estar juntos. (Yun)
  • ¿Eh? (Mark)

 

Mi mente toca tierra por un minuto solo para emprender vuelo inmediatamente, mi corazón que se había tranquilizado late a máxima velocidad, trato de recordar cualquier hecho que la haya conducido a tal pensamiento, lo único que puedo deducir es que su hermano le haya engañado o amenazado, pero… dudo que ella se acobarde ante eso.

 

Me posiciono frente a ella, nuestros rostros están a pocos centímetros, nuestros ojos se encuentras y su rostro se enrojece tanto que cualquiera que no la conozca podría notarlo, con aquella reacción confirmo que sus sentimientos han cambiado.

 

  • ¿Por qué? Si tu hermano regresa lo derrotare nuevamente.
  • No es eso. (Yun)
  • ¿Qué es? ¡Dímelo! (Mark)

 

Su cuerpo tiembla y trata de desviar su mirada pero tomo su rostro entre mis manos con delicadeza y la obligo a mirarme a los ojos.

 

  • ¿No lo ves? Soy horrible…(Yun)
  • Para mi eres tan hermosa como el día que te vi. (Mark)

 

Sus ojos se ensanchan por la sorpresa y una hermosa sonrisa se dibuja en su rostro, abre su boca para refutarme pero antes de lograrlo sello sus labios con un beso, trata de separarse de mi pero su increíble fuerza falla y simplemente logra motivarme a seguir.

 

Al separarnos su ojos se mantienen cerrados y sus labios esperando una continuación, aquel rostro me demuestra de su gran inexperiencia, al darse cuenta que el beso ha terminado da un pequeño salto se sorpresa y vergüenza.

 

  • Dime la verdad. (Mark)
  • Bueno… Perdí mis cicatrices. (Yun)
  • ¿Qué? (Mark)
  • ¡Perdí mis cicatrices! Mis marcas de guerra. (Yun)

 

Aquella noche descubrí que para los Onis las cicatrices son una demostración de su fortaleza, al parecer las mujeres las presumen como trofeos de guerra y utilizan para atraer machos fuertes, al perderlas Yun creyó que perdería mi atención lo cual nunca sucedería.

 

Por el contrario, su piel ahora es totalmente lisa y hermosa, su tonalidad de piel me atrae aún más y provoca que desee observarla con detalle, puedo intuir que desaparecieron gracias al poder de Lady Sour durante su sanación.

 

Sería una gran noche para mi sino hubiera estallado en carcajadas, tal preocupación desembocando en tal detalle solo me llevo a un poderoso ataque de risa, claramente esto ofendió a mi amada provocando que un poderoso pero no mortal puño impactara en mi estómago y me enviara a volar un par de metros fuera la carroza, todo mientras ella gritaba “Idiota”.

Anuncios

Un comentario sobre “Cap 99: Cuerpo y mente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s